Opinión / Roberto Hernández Montoya

28.oct.2015 / 09:18 am / Haga un comentario

Foto: Archivo

por: Roberto Hernandez Montoya

La película Memento es estresante. Narra las vicisitudes de un amnésico anterógrado. En español: recordar solo hasta hace unos minutos. La película se narra en retroceso desde el final. El olvidadizo tiene que anotar todo, anda con fotos de las personas que trata, con cada historia en el reverso. Tiene tatuada en el pecho una frase que lo sobresalta cada mañana: «Vengar el asesinato de mi esposa». Vale la pena verla. En castellano se llama Amnesia y la dirigió Christopher Nolan en 2000.

Así la oposición. No recuerda el golpe de 2002, las guarimbas de 2004 y 2014. Pronto olvidará el bachaqueo. Con amnesia uno se contradice más fácilmente que si recuerda qué embuste le metió a quién. Más o menos. Soy malo recordando mis engañifas, por lo que tiendo a decir verdad, porque es referencia inmejorable para no equivocarse de embuste, según me explicó Manuel Rosales.

Tampoco recuerdan que mintieron al decir que el rrrÉgimen te iba a quitar la patria potestad y una fosa nasal si tenías dos. Ramos Allup olvidó la Batalla de Carabobo. De repente propone rebautizar la Plaza Bolívar como Plaza Boves.

No es el único: Julio Borges desafió a un periodista a que mostrase el olvidado vídeo en que recitó el Glorioso Decreto de Carmona. Un día antes. Ese decreto tampoco existió. Ni hubo Paro. O sea. Amnesia anterógrada, no se te olvide.

En mi ejercicio ilegal de la siquiatría descubrí otro trastorno: la Alucinación Negativa. Con esto seguro me sueltan el Nobel de Medicina. En la alucinación normalita uno ve elefantes rosados como ese que viene ahí. La Alucinación Negativa es la que padece el mismo Borges cuando niega la Gran Misión Vivienda Venezuela, al decir que solo se han entregado 22 viviendas o 30.000 o ya olvidé qué otra cifra delirante. Padezco amnesia anterógrada para los embustes. Lo dije pero olvidé que lo dije. Seguro que paras a Borges ante un edificio de la GMVV y no lo ve ni que entre en él.

Por eso para la oposición no hubo alfabetización ni se han curado 4 millones en Misión Milagro ni hay Canaimitas ni tabletas ni Internet, porque también Borges anunció que el rrrÉgimen la iba a prohibir. Es cierto: lo comprobé por Internet.

Jorge: Tú sí eres siquiatra, cura a… Se me olvidó que lo olvidé, pero es urgente.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.