La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ofreció un sentido homenaje al mandatario venezolano, Hugo Chávez, quien falleció la tarde este martes.

Durante su discurso en el XI Congreso Nacional de los Trabajadores y Trabajadoras Rurales, Rousseff pidió un minuto de silencio en honor al líder de la Revolución Bolivariana, reseñó una nota de la Presidencia brasileña.

“Esa muerte llena de tristeza a todos los latinoamericanos. El Presidente Chávez fue, sin duda, un líder comprometido con su país y con el desarrollo de los pueblos de América Latina”, dijo la mandataria.

Agregó que “hoy, como siempre, nosotros reconocemos en él un gran líder, una pérdida irreparable y, sobre todo, un amigo de Brasil, un amigo del pueblo brasileño”.

Rousseff señaló que “el presidente Hugo Chávez dejará en el corazón, en la historia y en las luchas de América Latina un lamentable vacío”.

Añadió que “el presidente Chávez fue un hombre generoso con todos aquellos que en este continente necesitaron de él”.