El presidente de la República, Nicolás Maduro, denunció este jueves que la derecha venezolana es presionada por el gobierno de los Estados Unidos para retirarse de la contienda electoral del próximo 14 de abril.

Maduró precisó también, en un acto en el estado Anzoátegui, que Javú ha recibido dinero y orientaciones de los agregados estadounidenses en Venezuela expulsados el 5 de marzo para generar hechos de desestabilización.

El grupo de ultraderecha se apostó frente a la embajada de Cuba en febrero pasado para efectuar una supuesta huelga de hambre. Allí, varios de sus miembros agredieron a un adulto mayor que transitaba por el lugar luego de que cuestionara la actuación de estos jóvenes.

“Cuando nosotros el 5 de marzo en la mañana expulsamos a los agregados del gobierno de los Estados Unidos no sólo los expulsamos porque estuvieran buscando militares venezolanos, conspirando, los expulsamos en nuestra ley porque estos dos señores de manera directa daban órdenes, orientaciones y dinero a este grupo que hizo la huelga de hambre”, sentenció.

Asimismo hizo referencia a los hechos violentos ocurridos este jueves cuando un grupo de personas se enfrentaron en el centro de Caracas, en las inmediaciones del Consejo Nacional Electoral.

Recalcó que estos hechos fueron impulsados por la derecha venezolana y en ese sentido llamó a los revolucionarios a “no caer en provocaciones ni participar en hechos violentos”.

Hizo un llamado a la derecha venezolana para “que controlen sus locos y sus grupitos violentos” y se mantengan por el camino democrático.