Internacionales

Somos las juventudes del mundo, reunidas por primera vez en la cumbre de los pueblos de América Latina y Europa

Queremos unir y articular nuestros espacios insurgentes. Espacios que animamos desde los principios de la izquierda revolucionaria, la solidaridad, el internacionalismo, para la transformación del sistema capitalista dominante. Sistema que atenta a la soberanía de los pueblos que exigen la no intervención extranjera y fascista en territorios de América y Europa.
Somos las hijas e hijos de la Pacha Mama, hoy haciendo la revolución del siglo XXI con un profundo sentimiento feminista y eco-socialista. Estamos a favor del internacionalismo solidario, en contra del fascismo, el patriarcado y la colonización de los pueblos y de los saberes. Creemos en la diversidad y los pensamientos otros y fronterizos, por eso nos juntamos durante los días 11 y 12 de Junio del 2015 en Bruselas, Bélgica. Esto no son gritos al vacío. Creemos en las pequeñas y grandes revoluciones, en la polifonía de voces, en las diferencias y en las resistencias. Nos encontramos buscando el interés común de los pueblos. Venimos de diversos lugares, desde las periferias, desde el centro para crear este manifiesto vivo que no tiene punto final. Porque crearemos una plataforma donde nos reconozcamos como obreras/os, campesinas/os intelectuales, estudiantes, artistas, trabajadoras/es, para llevar adelante y consolidar las relaciones de amistad e internacionalismo entre nuestros pueblos.
En este ámbito, expresamos la solidaridad de nuestros espacios, movimientos y organizaciones a los pueblos de Grecia y Venezuela, agredidos por el totalitarismo financiero y el imperialismo, y decidimos juntarnos en Atenas en otoño 2015 para dar continuidad a nuestro proyecto.
También, acordamos una postura común sobre múltiples luchas y resistencias. Y, en estos diferentes ámbitos, afirmamos:
Solidaridad internacionalista, para la Soberanía de los Pueblos y la Democracia.
Trabajar para la consolidación de relaciones de solidaridad internacionalistas entre nuestros espacios, no sólo con Latinoamérica, sino también con Europa del Sur y del Este y otros pueblos del mundo que estén por el cambio y la paz. Rechazar la violación del derecho internacional: la ocupación ilegal de Palestina, de Sahara occidental, el bloqueo contra cuba, la ocupación de Guantánamo, para que estos problemas se resuelvan en el curso de nuestras vidas. Apoyar las luchas para la autodeterminación de los pueblos sin Estado. Rechazar las intromisiones e injerencias imperialistas en los asuntos internos de los pueblos soberanos.
Primera declaración de la Juventud Internacionalista por el Poder Popular

Reconocer la opresión de la OTAN, del FMI, del Banco Mundial y de la UE y promover la resistencia y la lucha en contra de ella. Apoyar las sanciones contra la guerra económica del imperialismo.

Derechos Humanos, sociales y políticos de los Pueblos
Apoyar y reivindicar la creación de un Comisionado Latinoamericano de Derechos Humanos. Promover los derechos de la población migrante y el derecho a la “Libre circulación”. Denunciar la discriminación étnica, especialmente en relación al racismo contra la juventud negra. Exigir a todos los países la firma del convenio de Naciones Unidas para los derechos del trabajador/a y de sus familias. Luchar para el derecho a la Tierra de las poblaciones rurales. Apoyar las movilizaciones contra la explotación minera y la expulsión de las etnias indígenas en muchos sitios del mundo. Defender y avanzar en los derechos de las minorías, en Europa como en América. Defender y avanzar en los Derechos de la infancia, rechazando y denunciando la no ratifica de la convención por parte del gobierno norteamericano. Creación de espacios seguros a jóvenes con diversidad funcional.
Derechos de las Mujeres y libertad sexual
Igualdad en derechos políticos, económicos, sociales para la Mujer. Condenar y luchar para la erradicación de la violencia contra la mujer, en todas sus formas y manifestaciones: exclusión política, no acceso a la tierra, no remuneración igual, violencia obstétrica. Luchar para el derecho al aborto, la soberanía de las mujeres sobre sus cuerpos. Avanzar en los derechos de la integridad física y moral de las personas LGTBIQ y las disidencias sexuales y de género. Contra la represión de resistencias y alternativas. Rechazo a la represión militar y policial contra la sociedad y los movimientos y organizaciones reprimidos. Rechazo a la ola racista en los Estados Unidos y al renacimiento de movimientos xenófobos. Luchar contra la criminalización de la juventud organizada. Exigir la liberación de compañeras/os vascas/os y otros jóvenes del mundo con pensamiento de izquierda encarceladas/os y criminalizadas/os por su actividad política.

Primera declaración de la Juventud Internacionalista por el Poder Popular ; Medio-ambiente y Sanidad
Exigir que una de las prioridades de los gobiernos y movimientos de la izquierda debe ser la de cuidar el medio ambiente, a la madre Tierra, a la Pacha Mama. Garantizar y apoyar la soberanía alimentaria de todos los pueblos. Promover el eco-socialismo como teoría y práctica para la izquierda del siglo XXI. Promover la sanidad universal en todo el mundo. Luchar en contra las farmacéuticas mediante boicots y difusión de sus investigaciones opacas que no tienen en cuenta las necesidades de la población.
Educación
Fortalecer los derechos y el conocimiento de las juventudes del campo en cuanto a sanidad y ecología. Lucha para bajar los gastos militares en pro de lo social y la educación. Organizarnos y cooperar para mejorar nuestra formación política como jóvenes militantes (a través de grupos de intercambio, por ejemplo). Promover el derecho a una educación democrática y de calidad que nos forme para analizar de forma crítica la realidad social. Luchar para garantizar a todas/os el acceso Educación superior. Posicionarnos en contra de la privatización de los estudios y su precariedad actual. Trabajar para el reconocimiento internacional de los diplomas o graduados extranjeros y en especial latinoamericanos y africanos, para favorecer el intercambio cultural y la movilidad estudiantil.
Economía y finanza.
Promover la soberanía tecnológica para que los países del Sur no dependan de monopolios capitalistas, y para desarrollar nuestras actividades, sobre todo en lo que tiene que ver con la comunicación digital. Contrastar y denunciar el desempleo juvenil y la precarización. Luchar contra las empresas multinacionales y transnacionales. Apoyar las sanciones contra la guerra económica del imperialismo. Luchar contra el “capitalismo verde” y la mercantilización del medioambiente. Luchar contra la privatización de la economía, y en pro del control social de la producción. Denunciar las crisis de la deuda: pública, privada, como mecanismo de saqueo imperialista. Pedir auditorias de la Deuda de los Estados.

Primera declaración de la Juventud Internacionalista por el Poder Popular  Comunicación y cultura
Crear una plataforma digital para defender la cultura de nuestros pueblos, ya que sufre como daño colateral de la globalización. Mantener vivas tradiciones, hacer promoción cultural sobre todo entre niños/as y jóvenes locales y extranjeros. Reconocer los conocimientos ancestrales y fronterizos. Promover el combate mediático, la contrainformación y la creación de valores solidarios y socialistas a través de la información. Elaborar estrategias de comunicación para denunciar la guerra mediática que va en contra de Venezuela, de Grecia y de los pueblos en resistencia. Promover la libertad de expresión.

E embora escondam tudo e me queiram cego e mudo, não hei de morrer sem saber qual é a cor da liberdade” Jorge de Sena
Juventud Internacionalista.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.