23.feb.2016 / 02:48 pm / Haga un comentario


El 27 de febrero de 1989 las y los venezolanos se volcaron a las calles en una protesta masiva contra fuertes acciones económicas que incluyeron la liberación de los precios y de las tasas de interés, aumentos en el precio de la gasolina (en 100 %), de las tarifas de electricidad y teléfono (en 50 %), privatización de las principales empresas del país, la eliminación de subsidios y del control de cambio, entre otras medidas neoliberales.

Las protestas fueron producto de la paupérrima situación económica del país y la aguda escasez de alimentos debido que el gobierno del entonces presidente Carlos Andrés Pérez y su antecesor Jaime Lusinchi habían puesto en marcha contra el Pueblo, a lo que se sumaron los continuos escándalos de corrupción, asesinato de estudiantes y la brutal represión ante cualquier protesta.

El régimen de Carlos Andrés Pérez (CAP)  respondió con una cruenta represión. Caracas, Guarenas, Los Teques y otros estados de Venezuela fueron escenarios de estas protestas. Las fuerzas de seguridad y el Ejército salieron a las calles para reprimirlas, dejando hasta le fecha un número indeterminado de muertos, heridos y desaparecidos.

La escasez llegó a puntos tan alarmantes que obligó sectores de la población a consumir alimento para mascotas, como varios titulares de la prensa escrita registraron en la época, la deuda externa era 30 mil millones de dólares, el bolívar se devaluó 13,000% con respecto al dólar y el 47.5% de la población en pobreza crítica

A estos eventos se les conoce como el Caracazo o el Sacudón,  la primera gran protesta mundial contra el neoliberalismo y el Fondo Monetario Internacional (FMI)

Ahora, en 17 años de Revolución hemos construido un poderoso umbral protector para nuestro Pueblo. A pesar de que actualmente la guerra económica que los poderes transnacionales y la burguesía más rancia tienen contra la Patria, estamos convencidos de que con Nicolás Maduro al frente de esta batalla, ¡Venceremos!

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.