Alrededor de 400 personas participaron en una misa por la salud del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, en en la Catedral de La Habana, Cuba.

El acto religioso fue oficiado por el párroco de la iglesia, el sacerdote Yosvany Carvajal Sureda. “Le pedimos al Señor por la recuperación de Chávez, para que lo reincorpore nuevamente a sus funciones y para que le conceda a todos los presentes y a nuestro querido pueblo venezolano la paz y el bien”, manifestó.

Representantes del cuerpo diplomático acreditado en la isla caribeña, funcionarios de la cancillería venezolana en Cuba y feligreses asistieron a la eucaristía, informó la agencia Prensa Latina.

El embajador de Venezuela en Cuba, Edgardo Ramírez, participó con la lectura de un pasaje bíblico del Libro de los Apóstoles.

Al finalizar la homilía, Ramírez expresó que “éste ha sido un acto de mucha fe, porque nuestro Comandante está no sólo recibiendo la fuerza y bendición de Dios Todopoderoso, sino también el amor de este pueblo de Cuba, del pueblo de Venezuela, y lo más importante, de todos los pueblos del mundo”.