El presidente de la República, Nicolás Maduro, denunció que las casas del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en los estado Anzoátegui y Táchira fueron incendiadas por grupos desestabilizadores este lunes.

Maduro responsabilizó al candidato perdedor de la contienda de ayer, Henrique Capriles, por haber llamado a acciones violentas para desconocer los resultados electorales del 14 de abril.