Movimientos sociales

Este proyecto hizo posible la integración de la comunidad

Durante 10 años este recinto que acoge 15 colectivos se ha consolidado como un espacio de creación, debate y experimentación para la trasformación de la cuna del Libertador

 

En el oeste del oeste… o mejor dicho, en el sur del oeste de Caracas, específicamente en el la parroquia El Valle, desde hace diez años un lugar cobró vida, se levantó de los escombros y pasó de ser terreno baldío a convertirse en Tiuna el Fuerte. Es el único “parque cultural”, no solo de la ciudad, sino de Venezuela, donde conviven vida más de una docena de colectivos juveniles dedicados al arte en sus diversas expresiones.

María Elena Colón, mejor conocida como MC Elem, coordinadora de algunos proyectos que se desarrollan en este parque cultural, sostiene que fue el espacio per se el que estimuló la organización en un sector usualmente disperso como el juvenil. Luego, una vez articulados, igualmente en función del lugar, la gente de Tiuna el Fuerte ha logrado una constancia que tampoco se asocia con los jóvenes.

“Todo lo que hemos logrado ha sido posible gracias a la organización y la articulación. Somos cerca de 15 colectivos y todos hacen distintas cosas, cada quien a su manera. Entonces la única manera de mantener esto es con el respeto y la organización. Y la chispa de esa organización no es otra que el lugar y las ganas de hacer cosas buenas por la ciudad y por el país”, expresa la joven de 24 años, que se ha desarrollado como cantante de rap desde su llega a Tiuna el Fuerte, cuando apenas era una adolescente.

Tuna el Fuerte, contó MC Elem, “nació en 2005, de la necesidad de muchos artistas de la calle y del barrio de encontrase para crear y producir juntos”. Recordó que fue Juan Barreto, alcalde mayor de entonces, quien ofreció el apoyo institucional a las y los jóvenes de El Valle y Coche para que ocuparan aquel estacionamiento abandonado.

Hoy, 10 años después este “pulmón cultural”, como lo llama MC Elem, ha desarrollado un sinfín de programas para intentar hacer de Caracas una urbe más amable y humana. Desde acá se platean proyectos a largo plazo, con la perspectiva que el esfuerzo de convertir a la capital venezolana en una mejor ciudad tenga impacto a escala nacional.

EL DIFÍCIL COMIENZO

En un principio, otros sectores de El Valle veían Tiuna el Fuerte como un lugar donde se reunían “pelúos”, tatuados y locos para drogarse y consumir alcohol. Pero luego de los primeros conciertos con que se celebró el rescate del espacio, comenzó el trabajo dentro y fuera del lugar, con acercamiento a las barriadas cercanas. Y lo hicieron con espectáculos de calle, actividades de formación y jornadas para mejorar los espacios, como por ejemplo pintar una calle o hacer un mural.

Así se ganaron el respeto. “Ahora hasta las doñas nos aman. Antes decía que éramos locos, pelúos y tatuados… ahora seguimos siendo locos, pelúos y tatuados, pero que hacemos el trabajo y colaboramos con todo el mundo”, bromea MC Elem.

En los momentos iniciales, Tiuna el Fuerte se dio a conocer como el único lugar del suroeste de la ciudad donde se realizaban espectáculos musicales, principalmente de géneros urbanos. Con ese gancho, explica Colón, poco a poco se fue acercando gente que de alguna manera contribuyó a la configuración actual del Parque Cultural.

MUCHO QUE OFRECER

En 10 años son muchas las cosas que Tiuna el Fuerte le ha ofrecido y le sigue ofreciendo a la ciudad, con la que están en permanente contacto y sirviendo de enlace entre distintos sectores de la misma comunidad y entre la comunidad e instituciones del Estado.

“Estamos siempre desplegados por las comunidades, principalmente de El Valle y Coche pero también con otras comunidades donde hacemos actividades de agitación en sectores populares, desde conciertos, torneos deportivos, talleres de formación en disciplinas artísticas o en otras áreas como herrería, por ejemplo. También somos intermediarios entre algunas instituciones que pueden ofrecer talleres que necesite la gente del barrio”, contó Colón.

En este sentido, con su participación fuera de los límites de Tiuna el Fuerte, este colectivo de colectivos busca estimular las potencialidades de la gente de las comunidades, “desde chamos patineteros hasta mujeres cocineras o conductores que logran montar sus propias cooperativas”, ejemplificó.

De todas estas funciones, a decir de MC Elem, una de las principales tareas que se ha puesto la gente de Tiuna el Fuerte, es integrar a la comunidad. “Usualmente los jóvenes colocan una frontera entre ellos y la gente mayor. Nosotros hacemos que eso grupos se integren y entiendan que la trasformación de la comunidad solo es posible si trabajamos todos unidos”, aclaró la rapera.

“PARA RAQUEL Y TODO AQUEL”

En este mismo espíritu el parque cultural Tiuna el Fuerte se abre, como dicen ellos “para Raquel y todo aquel”. De hecho, además de tener un Infocentro al que asisten desde niñas y niños de escuela hasta universitarias y universitarios, uno de los contenedores convertidos en salones, estructura que caracteriza al lugar, sirve de espacio de reunión para los consejos comunales y comunas de la zona.

Además tienen a disposición del público un estudio de grabación a precios sustancialmente más bajos que en el mercado, con la intención de prestar este servicio a talentos emergentes o aquel que realmente lo necesite y no pueda pagar un estudio privado.

Tienen un lugar para tatuajes, una fábrica de bolsos, dos anfiteatros mas uno en construcción, salones para talleres de formación y una tienda donde expenden productos elaborados dentro de Tiuna el Fuerte. También cuentan con un camión llamado Radio Verdura con el cual salen a las calles para colocar música y perifonear los festivales y eventos que siempre están organizando.

“Ahorita estamos tratando de programar una obra de teatro semanal, tenemos tallares de acrobacia todas las tardes y constantemente estamos abriendo tallares de producción musical, producción audiovisual, grafiti, artes circenses, estampado de franelas y muchos más. Y estamos abiertos para cualquiera que quiera socializar saberes, todo el mundo puede venir a hacer sus propuestas. Este es un lugar para la creación”, sentenció Colón

HASTA FERIAS AGRÍCOLAS

Desde hace unos tres años, los colectivos de Tiuna el Fuerte se reúnen una vez a la semana en lo que llaman “encerronas”. Así conversan sobre situaciones inherentes al parque cultural. En ese mismo espacio discuten los problemas de las comunidades cercanas y debaten a cerca de la situación del país.

Todo se sistematiza en minutas y se crean comisiones con el objetivo de garantizar el cumplimiento de los acuerdos establecidos en las encerronas. De una de esas jornadas recientes, y en función de ofrecer alternativas ante la situación económica realizaron una actividad algo distante de la condición de parque cultural.

En coordinación con cooperativas productivas del estado Lara, realizaron una feria agrícola donde se vendieron todas las frutas, hortalizas y verduras a un precio de Bs 50 el kilogramo. “De eso se benefició toda la comunidad. Y así como eso, todo lo que hacemos lo hacemos en función de la comunidad”, acota Mc Elem.

POLÍTICAS PÚBLICAS

Sin duda alguna, una de las principales fortalezas de Tiuna el Fuerte es la capacidad que han tenido los colectivos para sistematizar sus experiencias y traducirlas en aportes palpables para la ciudad y para el país. De hecho, desde este parque cultural han surgido iniciativas que se han convertido posteriormente en políticas públicas aplicadas por instituciones del Estado.

Mc Elem señala que “la creación de los estudios de grabación de la Misión Jóvenes de la Patria surgió de acá y la mayoría de las propuestas del programa Jóvenes del Barrio que desarrolla el ministerio para las Comunas fueron aportadas por Tiuna el Fuerte”,

En cuanto al plan Jóvenes del Barrio, es una iniciativa creada con la intención de impulsar proyectos socio productivos entre los jóvenes para luego crear circuitos de producción en los barrios de Venezuela.

La rapera también enumeró como aportes de Tiuna el Fuerte la creación del pénsum del proyecto Onda (Organización Nacional para la Democratización de las actividades vinculadas al Audio) que ahora es una unidad extracurricular de la Universidad Nacional Experimental de las Artes (Unearte) y es quizás el primer paso para crear una carrera en el área de sonido.

LIBROS MALANDROS

La gente de Tiuna el Fuerte ha organizado foros cuya experiencia está registrada en libros. Uno de ellos es el texto Malandro, identidad, poder y seguridad. Por este título el comandante Chávez los felicitó en el año 2010, según recuerda Mc Elem: “En ese libro está toda la experiencia de esa actividad que realizamos para identificar, discutir y cuestionar las distintas clases de poder que hay en el barrio”

Entre otros textos que han producido, destaca uno que registra la experiencia organizativa de Tiuna el Fuerte. Es un libro que se entrega como una suerte de kit para quienes deseen emprender iniciativas similares a este parque cultural, aplicable a distintas áreas.

Este kit contiene, en lenguaje claro –entendible para una  o un adolescente de 14 años de edad– una guía para elaborar proyectos, que da orientaciones sobre cómo tomar espacios, cómo comunicar lo que se hace y cómo comunicarse con otros colectivos o individualidades con los mismos intereses. Aquí están también los múltiples enfoques que también se han cometido a lo largo de una década de ensayo y error.

CÓMO LA VEMOS

María Elena Colón o Mc Elem, desde Tiuna el Fuerte perciben a la ciudad de Caracas como una ciudad congestionada, algo caótica, pero muy rica en diversidad, llena de gente con talento y ganas de crear.

“Y nosotros pretendemos ser para Caracas un parque cultural, un pulmón cultural para crear y proponer, donde confluyen distintas disciplinas artísticas, no solo las artes urbanas, también el teatro, la arquitectura, la música, la literatura. Un lugar donde puedes venir a divertirte escuchando un concierto con talento nacional, conseguir ropa hecha acá, puedes venir a leer un libro. Nuestro objetivo principal es impulsar una industria cultural nacional”.

INVITAN AL ESTE QUE NO VE

A pesar de ganar el Premio Internacional de Arte Público de la Universidad de Shanghai, en China; una Mención Honorífica en el Concurso Mundial de Hábitat y Desarrollo Urbano Sustentable en la Bienal de Quito y el primer lugar en el Festival de Arquitectura Eme3, en Barcelona, España, además del Premio Nacional de Cultura, mención Arquitectura, hay gente “del este del este” que aún no conoce Tiuna el Fuerte.

Esto se comprobó hace poco, cuando hicieron un foro con los organizadores del Festival Nuevas Bandas y “la gente de aquel lado de la ciudad que nunca viene, en esa oportunidad se sorprendieron de que El Valle existiera un lugar como Tiuna el Fuerte y todo lo que tiene para ofrecer a la ciudad”couenta MC Elem.

“En el marco de este nuevo aniversario de Caracas queremos invitar a toda la ciudad a que venga a conocer el parque que es para Caracas no solo para el valle y Coche, sino para Raquel y todo aquel. Es un lugar multidisciplinario, para cantar, leer, soñar, crear y para conectarse con gente que quiere trabajar por el país e impulsar una nueva industria cultural venezolana”, invita MC Elem.

T/ Luis Jesús González Cova
gonzalez-l@correodelorinoco.gob.ve
F/Héctor Rattia
 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.